5 tendencias del comercio electrónico internacional en 2020

| March 25, 2020 | Artículos

ecommmDesde la antigüedad, en la medicina china, la filosofía, la música, así como en la estrategia militar, se han tomado en cuenta cinco elementos básicos fundamentales: madera, fuego, tierra, metal, y agua. 

En 2020, las empresas y socios del comercio electrónico tienen su propia versión de estos elementos esenciales, que se traducen en cinco tendencias globales.

Echemos un vistazo más de cerca a cómo estos elementos modernos darán forma al futuro del comercio electrónico.

  1. Una clase media en ascenso

Reportes de The Brookings Institution indican que el mundo alcanzó un punto de inflexión en 2018. Por primera vez, la cantidad de personas clasificadas como “clase media” o “rica”, en función de los ingresos discrecionales, superó a las clasificadas como “pobres”.

Unas 3.800 millones de personas ahora pueden comprar bienes para su comodidad y entretenimiento. Cientos de millones de nuevos consumidores ahora tienen acceso a productos y mercados, y están provocando enormes aumentos de la demanda en el comercio electrónico internacional.

Esta clase media continuará en crecimiento, ofreciendo oportunidades de negocios globales para aquellos que puedan alcanzarlos, pero también presentará desafíos en una escala sin precedentes.

  1. Urbanización

Más de la mitad de la población mundial, o el 55%, ahora vive en ciudades, y se estima que cerca del 67% de la población mundial lo hará para 2050.

Este hecho ya está creando una mayor concentración de riqueza y conectividad en las principales ciudades. Una investigación de McKinsey realizada para UPS estima que la mitad del consumo global y el crecimiento del PIB hasta 2025 se concentrará en 164 ciudades.

Como era de esperar, China condensa muchas de estas ciudades, pero no todas. África y América Latina tendrán más poder adquisitivo, al igual que otras megaciudades asiáticas.

La logística en áreas urbanas plantea un problema urgente, ya que los diseñadores de las ciudades se están apoyando en soluciones de alta tecnología e innovación para ayudar al funcionamiento eficiente de estas zonas. 

  1. Mercados en crecimiento

Según la investigación de Meticulous Research, el mercado mundial de comercio electrónico alcanzará cerca de $25 billones para 2025, estimulado en gran parte por el uso de dispositivos móviles y una disponibilidad casi universal de Internet.

La democratización de la tecnología significa más comercio electrónico en los mercados en crecimiento. También debemos prestar atención al auge de los mercados digitales locales y regionales.

Un buen ejemplo lo podemos encontrar en África, donde la empresa Jumia, con sede en Nigeria, se encuentra entre las plataformas en línea más grandes del mundo. En Polonia, Allegro se ha convertido en un nombre conocido, eclipsando otras plataformas minoristas en línea, incluidas gigantes comerciales reconocidas en la industria.

  1. Flujos comerciales cambiantes

Durante las últimas dos décadas, el corredor de colaboración comercial más activo se mantuvo entre los Estados Unidos y China. Ahora, a medida que surgen nuevas megaciudades y mercados en crecimiento, se están formando diferentes rutas comerciales.

Otras rutas intra-asiáticas están floreciendo entre China y sus socios del sur de Asia, como Vietnam, Tailandia y Singapur. También anticipamos que el comercio intra-europeo creará futuros volúmenes de envíos superiores a los actuales.

Cuando llega una interrupción (piense en el Brexit o cuando surgen tensiones comerciales), estas conexiones deben cambiar rápidamente para acomodarse a nuevas realidades. Esto significa que el comercio será menos lineal. Las empresas y los socios necesitarán redes más ágiles y receptivas para responder más rápidamente a cualquier interrupción.

  1. Potenciar a las pequeñas y medianas empresas

Estamos viendo cambios de política en muchas naciones, como Japón, Tailandia y México, por ejemplo, que están nivelando el campo de juego para las pequeñas y medianas empresas.

El comercio electrónico le permite a las pequeñas empresas tener acceso a productos y soluciones personalizadas para poder competir con los jugadores más grandes. Si una pequeña empresa fabrica y vende un artículo a un precio competitivo, y tiene la capacidad de enviarlo a cualquier parte del mundo, el consumidor lo comprará.

La urbanización y la personalización significan que la velocidad, la calidad y la geografía seguirán siendo importantes independientemente del tamaño del proveedor. Esto se convierte en una bendición para las empresas que anteriormente estaban atrapadas bajo las sombras de los gigantes.

¿Cuál es nuestro balance general?

Debemos estar atentos a los cinco elementos o cinco tendencias que darán forma al comportamiento del comercio electrónico y la logística en esta nueva década. Cada tendencia interactuará con las otras tendencias de la misma manera que los antiguos elementos chinos (madera, fuego, tierra, metal, agua) y se mantendrán en equilibrio.

Esta red de interacción mutua suena como una realidad para las empresas de comercio electrónico y sus socios. A medida que las cinco tendencias elementales reconfiguran el comercio electrónico y la estructura de los sistemas de envío y de devolución, los comerciantes deben empezar a preparar sus negocios para el futuro.

Las organizaciones que resultarán victoriosas harán lo siguiente:

  • Alcanzar nuevos mercados que presentan potencial de crecimiento.
  • Dirigirse a los mercados en crecimiento de manera efectiva con estrategias de diferenciación y reducción de costos.
  • Utilizar los servicios logísticos que son más afectivos en áreas de alta densidad urbana.
  • Tomar en cuenta la nueva competencia global habilitada por la tecnología.

Ahora es el momento de actuar. 

El escritor y filósofo chino Lao Tzu lo dijo mejor, hace mucho tiempo: Haz las cosas difíciles mientras sean fáciles, y haz las grandes cosas mientras son pequeñas. Un viaje de mil millas debe comenzar con un solo paso.

UPS
UPS
UPS is a global leader in logistics, offering a broad range of solutions in more than 220 countries and territories worldwide including transportation of packages and freight; facilitation of international trade, and deployment of advanced technology to more efficiently manage the world of business. Headquartered in Atlanta, UPS established operations in Latin America in 1989 and serves more than 50 countries and territories throughout the region with a focus on helping companies of all sizes and industries to compete effectively in domestic and international trade environments. https://www.ups.com/us/en/global.page

Ver todas las publicaciones de UPS