BID otorga nuevo crédito a Argentina para apoyo a Pymes

| July 24, 2020 | Artículos

Crédito_Argentina_OK

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un nuevo crédito de US $500 millones de dólares para apoyar en la recuperación de las micro, pequeñas y medianas empresas en Argentina.

De acuerdo con información del organismo, este monto proviene de una reorientación de recursos de su cartera de financiamiento a Argentina, a través de un procedimiento simplificado que busca acelerar su apoyo a países latinoamericanos ante el impacto económico por la contingencia sanitaria.

El objetivo de esta medida es que las Pymes argentinas puedan mantener la operación de su negocio a través de créditos para capital de trabajo, así como la reestructura con bancos privados de sus deudas impactadas por el freno en la actividad económica y, de esta manera, superen los problemas de liquidez y cumplan con sus obligaciones comerciales y financieras.

El BID detalló que con estos apoyos también se busca mejorar las condiciones de financiamiento y el otorgamiento de créditos a través del Fondo de Desarrollo Productivo (FONDEP), además de destinar recursos en garantías con el objetivo de facilitar el acceso a financiamiento desde instituciones financieras intermedias.

El programa contempla bonificaciones de intereses de créditos otorgados con anterioridad a las Pymes, además de mayores garantías por parte de organismos gubernamentales para facilitar el acceso a líneas de crédito a unidades productivas.

El organismo internacional estimó que al menos treinta mil Mipymes en Argentina serán beneficiadas con este programa, donde destacan seis mil negocios liderados por mujeres, además de que tendrá un un enfoque especial en los sectores automotriz, maquinaria y equipos, indumentaria y calzado, consideradas las más vulnerables al freno económico ocasionado por las medidas de confinamiento aplicadas por el gobierno.

Los recursos del Banco Interamericano de Desarrollo pretenden que en Argentina se mejoren los instrumentos de respuesta inmediata a los impactos de la Pandemia de Covid-19, de tal modo que, en el corto plazo, se presenten cambios sustantivos en la gestión de políticas clave del gobierno, las cuales tienen un impacto directo en los servicios destinados a la población.