Todo lo que siempre quiso saber acerca de la elaboración de un plan de negocios

| January 13, 2020 | Artículos

planPor Stephanie Vozza

Comenzar un negocio es estimulante. Usted tiene una excelente idea para un producto o un servicio, y está listo para lanzarse a la gran aventura. Ahora bien, se presenta un interrogante: ¿debe esperar hasta tener preparado el plan de negocios o debe empezar sin más cavilaciones?

Un estudio realizado en Estados Unidos por Business Plan Pro en el que se reunió a casi 3000 emprendedores reveló que solo cerca de un tercio formula un plan. De los encuestados que lo formularon, el 36% logró acceder a un crédito o a capital de inversión, y el 64% logró hacer crecer su negocio. Por el contrario, en el grupo que no elaboró un plan, solo el 18% obtuvo puntuación suficiente para recibir financiamiento, y nada más que el 43% creció.

Atravesar el ejercicio de escribir un plan de negocios le permitirá focalizarse y crear una hoja de ruta del proyecto, ya que será necesario que responda preguntas muy importantes. Al tener que hacer proyecciones a un año, tres años y 10 años, usted sabrá hacia dónde se dirige y cómo llegar a destino. Es un documento imprescindible para atraer inversiones. Y, al mismo tiempo, le permitirá recuperar el eje y las estrategias delineadas si se siente sobrepasado.

Aunque no hay una forma correcta o incorrecta de escribir un plan de negocios, la mayoría de ellos se encuadra en una de estas dos categorías: plan de negocios tradicional o lean startup, según indica la agencia estadounidense Small Business Administration (SBA). La categoría más habitual es la tradicional, que engloba un plan detallado y extenso. Es el que necesitará para solicitar fondos a inversores o a bancos. El plan tipo lean startup también aplica una estructura estándar, pero se concentra en los elementos principales del proyecto y, a menudo, tiene una extensión de solo una o dos páginas. Le permitirá describir sucintamente su negocio para que otro lo conozca y hará las veces de texto modelo rápido para cuando lo necesite.

Escribir un plan tradicional

Si decide utilizar el formato de plan tradicional, la SBA sugiere comenzar con un resumen que indique las generalidades del negocio, la declaración de misión, el producto o servicio, y el equipo de liderazgo. Si busca financiación, esta sección también debe incluir información financiera y proyecciones de crecimiento.

En la sección que describa la empresa, se recomienda que consigne información detallada, tal como qué problema resuelve su emprendimiento y a qué clientes se dirige. Otra sección que debe incluirse es un análisis de mercado que presente una investigación pormenorizada sobre los competidores y la demanda de los productos y servicios que usted prevé ofrecer. La sección sobre organización y gestión debe tener como objetivo ocuparse del equipo de liderazgo y de la estructura jurídica de la empresa. Puede incluir un organigrama y los CV de los miembros del equipo.

En la sección de productos y servicios, debe indicar qué ofrece la empresa, cómo beneficia a los clientes, y la propiedad intelectual propia, tal como patentes o derechos de autor. La sección de marketing y ventas puede abarcar la estrategia para salir al mercado y retener a los clientes. Si planea buscar fondos, será necesario que incluya una sección de solicitud de fondos que delinee sus necesidades económicas. Por último, la sección de proyecciones financieras debe incluir el panorama económico de los próximos cinco años, y debe comprender las proyecciones de ventas, el flujo de caja, los gastos y los presupuestos. Asimismo, deben incluirse investigaciones o documentación financiera que sustenten las cifras.

Los documentos de respaldo pueden integrarse como un anexo que incluya sus antecedentes crediticios, CV, fotos, referencias, documentos de carácter jurídico y contratos.

Escribir un plan de negocios con la metodología lean startup

La otra opción es redactar un plan de tipo lean startup, ideal cuando uno se encuentra en las primeras etapas del lanzamiento del negocio y quiere cambiar o ajustar el proyecto con agilidad. Si utiliza este tipo de metodología, debe describir la propuesta de valor del emprendimiento y su ventaja competitiva, así como la infraestructura, el mercado objetivo y los cálculos económicos.

La SBA y SCORE, este último originalmente el acrónimo de Service Corps of Retired Executives (cuerpo de servicios a cargo de ejecutivos retirados), ofrecen gratuitamente plantillas y modelos de planes para elegir.

Por otra parte, existe una gran cantidad de páginas web destinadas a los emprendimientos de América Latina, como CreceNegocios, donde tanto pequeños y medianos empresarios como emprendedores podrán encontrar cómo redactar un plan de negocios y qué valor tiene para su proyecto, entre otros valiosos consejos. 

Más consejos

Al finalizar la redacción del plan, es tentador ser exageradamente optimista con las proyecciones y las promesas. Sin embargo, no es prudente darle rienda suelta a su entusiasmo. Al contrario, debe ser conservador respecto de los cálculos y respaldar las promesas con cifras. La idea es demostrar por qué sus productos y servicios son “asombrosos”, “increíbles” y “los mejores” fundamentando las opiniones vertidas con hechos concretos.

Busque la opinión de un tercero antes de decidir qué incluir en el plan. ¿Qué es lo que realmente querría saber un inversor o un oficial de cuentas?

Y no sea despectivo con su competencia. Usted puede señalar qué lo diferencia de otras empresas o en qué se destaca en comparación con ellas, pero nunca desprecie el trabajo arduo o la idea de otro. Tener una actitud profesional le garantizará que lo tomen en serio al leer su plan.

¿Debe contratar un escritor?

Si escribir un plan le resulta una tarea ciclópea, puede contratar un consultor profesional para que lo redacte en su totalidad o en parte, pero solo tome esta decisión si necesita crear un plan para atraer inversores. El propietario de la empresa debe escribir el primer plan. Usted es quien administra la empresa, y usted es quien debe poner la estrategia en acción.

Un buen plan es un documento vivo que crece y cambia al mismo tiempo que usted y su proyecto. Si lo utiliza como fuente de información e inspiración, es muy probable que vea los frutos del crecimiento que puede lograr.

Stephanie Vozza

Stephanie Vozza es una escritora experimentada que se especializa en pequeñas empresas, finanzas, recursos humanos y venta minorista. Ha sido columnista habitual de Fast Company durante más de cuatro años y su trabajo aparece frecuentemente en Inc., Entrepreneur and Parade.

RGX Online
RGX Online
RGX ayuda a las empresas en su proceso de internacionalización. Con 20 años de experiencia, y presencia en 53 países, actualmente trabaja con más de 188,000 PyMEs transfronterizas y asiste a más de 700 cámaras de comercio, asociaciones y entidades gubernamentales que apoyan el crecimiento internacional de las empresas. Su amplio conocimiento y acceso a las PyMEs, el desarrollo de más de 50 estudios de mercado multi-país en el segmento transfronterizo y su estrecha relación con gobiernos, cámaras de comercio y asociaciones empresariales es la razón por la que muchas compañías multinacionales eligen a RGX para ayudarlos con la creación, desarrollo e implementación proyectos de marketing y comunicación.

Ver todas las publicaciones de RGX Online