Los programas de mentoría para mujeres mantienen al personal comprometido, afianzan su permanencia en la empresa y potencian el éxito comercial.

| December 3, 2019 | Artículos

mentoringTarea:

Hoy en día, las empresas quieren tener empleados comprometidos, motivados y felices con su trabajo. Existe una forma excelente de promover este tipo de cultura en el ámbito laboral: lanzar un programa de mentoría interna. Al tiempo que les proporcionan grandes ventajas a las empresas, estos programas son muy útiles y provechosos para hacer avanzar a los empleados en su carrera profesional, en particular a las mujeres. Según una investigación realizada por la consultora en gestión de talentos Development Dimensions International, el 63 % de las mujeres nunca tuvo una mentora formal, y tan solo el 56 % de las empresas cuenta con un programa formal. Aun así, antes de que usted se apresure a lanzar su propio programa de mentoría, es importante que sepa qué puede lograr el programa y cómo debe estructurarse.

Beneficios para la empresa

Los programas de mentoría interna son grandes aliados para incorporar y retener empleados. Avanzar en la carrera profesional es el beneficio más preciado de quienes buscan empleo. El informe de 2019 de LinkedIn sobre el aprendizaje en el lugar de trabajo reveló que si las empresas invirtieran más en sus empleados, la retención laboral sería del 94 %. Específicamente, es más probable que los empleados que dedican más de cinco horas por semana a los programas de aprendizaje, tales como las mentorías, estén más motivados y bajo menos estrés. Al vincular a un mentado con un mentor, se demuestra la voluntad de invertir tiempo y recursos en los empleados. En un estudio sobre pequeñas empresas realizado por Mastercard, el 48 % de las mujeres afirmó que crear programas de mentoría para mujeres sería la mejor decisión que podría tomarse para respaldar el avance de las emprendedoras.

Según una investigación realizada por MicroMentor, el 83 % de las pequeñas empresas que tienen programas de mentoría activos superan la barrera de los cinco años de vida comercial. Asimismo, las pequeñas empresas que se valen de estos programas registraron un 83 % de aumento en sus ingresos, mientras que este incremento fue tan solo del 16 % en las empresas que no habían puesto en práctica ningún programa similar.

Beneficios para los empleados

Los programas de mentoría brindan beneficios a los empleados tanto nuevos como ya existentes. Por ejemplo, es probable que algunas de las mujeres más experimentadas que trabajan para usted hayan librado varias batallas durante su carrera profesional. Quizá tuvieron que dilucidar cómo resolver el equilibrio entre la vida personal y la laboral, sortear problemas de género y resolver injusticias remunerativas sesgadas en otros entornos de trabajo. Pídales que les confíen sus consejos y su historia a las mujeres más jóvenes del equipo a fin de que puedan prepararse para su futuro. Nunca se sabe cuándo puede resultar necesario aplicar esta valiosa experiencia transmitida.

 A su vez, las mujeres más grandes también pueden aprender de las que se hayan incorporado más recientemente. Por ejemplo, “la mentoría inversa” le otorga el papel de mentora a una empleada joven. Esta relación crea un flujo de conocimiento diferente al darle a la joven la oportunidad de mostrarle a su mentada cuáles son las últimas tendencias, la tecnología de avanzada y las nuevas prácticas más innovadoras.

Cómo crear programas de mentoría

Para crear un programa dedicado a las mujeres del equipo, se necesita una estructura y un lugar seguro donde debatir los problemas e intercambiar ideas abiertamente. Las mentoras deben fijar las expectativas y los objetivos con claridad y desde el inicio, de modo que ambas partes conozcan las reglas de juego y cuáles son las responsabilidades de cada una de las participantes en la relación. Asimismo, pueden fijarse sesiones de avance a mitad de semana y tareas para el hogar. La mentora debe hacerle cumplir a su mentada los pasos que se comprometió a dar. Para controlar la efectividad del programa de mentoría destinado a las mujeres de su empresa, usted debe definirle objetivos específicos. A menudo, la mentoría que no está respaldada por una intención o un plan termina siendo una oportunidad perdida.

Siempre que le sea posible, pídales a las mujeres más exitosas del equipo que adopten el papel de mentoras; es muy probable que motiven a las más jóvenes a dar lo mejor de sí. Invite a cada una de las mujeres de su equipo a participar como mentora o mentada, y vincule a las empleadas nuevas con una mentora de inmediato en cuanto se incorporen a su equipo de trabajo.

Si la empleada mentada no siente que está obteniendo lo que necesita, sencillamente reasígnela a otra mentora que esté más cerca de sus expectativas. No todas las parejas funcionarán de manera satisfactoria desde el comienzo, pero, cualquiera sea la situación, usted no debe bajar los brazos para lograr la mejor conjunción entre mentora y mentada. 

De qué modo las mentorías empoderan a las mujeres

Si inicia un programa de mentoría destinado a las mujeres de su empresa, verá como resultados un sentido de comunidad, aprendizaje y crecimiento. El propósito de esta iniciativa es permitir que las mujeres se armen de herramientas y consejos para afrontar los desafíos que deberán sortear durante el avance de su carrera profesional. Los conocimientos y el desarrollo de la percepción son instrumentos poderosos que profundizan y aceleran el avance de todas estas aguerridas mujeres.

Stephanie Vozza


Stephanie Vozza es una escritora experimentada que se especializa en pequeñas empresas, finanzas, recursos humanos y venta minorista. Ha sido columnista habitual de Fast Company durante más de cuatro años y su trabajo aparece frecuentemente en Inc., Entrepreneur and Parade.