Ciberseguridad. La otra amenaza para las Pymes

| October 30, 2020 | Artículos

Ciberseguridad_OK

Si bien antes de la crisis por la Covid-19 los delitos informáticos ya se consideraban la principal amenaza para las organizaciones, durante la pandemia éstos han incrementado su presencia y han encendido las alertas sobre las serias y cuantiosas afectaciones que pueden tener en una empresa.

Para dar un ejemplo en Latinoamérica, de acuerdo con el Comité Especializado de Seguridad de la Información, órgano consultor del Consejo de Seguridad Nacional de México, durante los meses de contingencia sanitaria el número de ciberataques a empresas, instituciones gubernamentales y personas a nivel mundial se ha incrementado hasta en 400%.

En su reporte de estabilidad financiera, el Banco de México explica que los atacantes están aprovechando que una gran cantidad de personas se encuentran trabajando desde sus hogares y que las empresas han otorgado mayor flexibilidad para que sus colaboradores puedan acceder a información laboral fuera de sus instalaciones.

El documento del gobierno mexicano destaca que los ataques identificados buscan vulnerar los canales de comunicación entre los empleados y la empresa, así como las aplicaciones que utilizan los colaboradores, mediante campañas para intentar robar claves y contraseñas (los llamados correos phishing). Por otra parte, las instituciones financieras han detectado un aumento en los intentos de fraude en compras por internet, las cuales, por las medidas de distanciamiento sanitario, se han incrementado y presentan mayor superficie de exposición.

Ante esta realidad de un mundo cada vez más conectado, es muy importante que empieces a considerar la ciberseguridad como una parte primordial de tu negocio y, en la medida de lo posible, inviertas en herramientas de vigilancia y prevención que disminuyan el riesgo de un delito informático en tu organización. Para ello, puedes apoyarte en grandes empresas que han desarrollado productos accesibles y ante el actual momento de crisis, ofrecen alternativas gratuitas en ciberseguridad.

Por ejemplo, las firmas y soluciones propiedad de Mastercard, RiskRecon y ID Theft Protection, son una alternativa para que las Pymes refuercen su ciberseguridad, puerta de entrada a las amenazas del exterior que ha comenzado a preocupar a especialistas, ante el trabajo remoto y la utilización de aplicaciones que deben contar con medidas estrictas de vigilancia.

Los productos ofrecidos por Mastercard brindan herramientas gratuitas vigentes hasta el 31 de diciembre de 2020, que van desde evaluaciones continuas de la salud de los sistemas, además de recomendaciones sobre cómo fortalecer la posición con respecto a la ciberseguridad.

RiskRecon utiliza técnicas seguras y no invasivas para evaluar y gestionar la ciberseguridad empresarial a través de 40 criterios que abarcan miles de controles de seguridad. Entre los requisitos para acceder a la evaluación gratuita está tener 200 empleados o menos. RiskRecon ofrece los siguientes beneficios de la evaluación:

Descubrimiento de Superficie de Internet:

  • Huella digital conocida y desconocida
  • Proveedores de alojamiento
  • Geolocalización

Evaluación integral de seguridad:

  • Parches de software
  • Filtrado de red
  • Seguridad de aplicaciones web
  • Cifrado web
  • Reputación de IP
  • Seguridad de correo electrónico
  • Seguridad DNS
  • Defensividad
  • Pérdida de datos

Mastercard también permite a las pequeñas y medianas empresas monitorear y resolver de mejor manera el robo de identidad a través de su solución ID Theft Protection. Esta aplicación proporciona monitoreo proactivo y resolución de amenazas de robo de identidad, enviando alertas inmediatas de actividad sospechosa para tomar medidas preventivas.

Considera el uso de estas herramientas, las cuales te ayudarán a garantizar la protección de la identidad e información de tu compañía.

Para conocer RiskRecon da clic aquí y para más información de las soluciones de ciberseguridad de Mastercard da clic en este enlace.

Te puede interesar: Reuniones a distancia: ¿cómo optimizarlas y hacerlas más seguras?