El cambio de la mentalidad empresarial, factor clave en el proceso de internacionalización

| March 24, 2017 | Artículos

El cambio de la mentalidad empresarial, factor clave en el proceso de internacionalizaciónLa mentalidad empresarial es una condición que se desarrolla a lo largo de la vida transitada, de las experiencias vividas y de los momentos que han tenido que sobresaltar las personas en sus condiciones de vida. Es una condición que genera ventajas competitivas que se pueden mantener en el tiempo, pero para ello es necesario trabajar día a día en todos los ámbitos de la empresa.

¿Qué es una mentalidad empresarial?

La mentalidad empresarial es un conjunto de actitudes que permiten desarrollar destrezas, motivaciones, el rigor y la dedicación necesaria para materializar una visión y desarrollar oportunidades económicas y de servicios.

Esta definición aplicada en los mercados internacionales se interpreta como algo acotada, ya que se requiere una mirada un tanto más global sabiendo que hoy en día  el mercado de una empresa, es el mundo, y actualmente  son 194 países  los potenciales para comprar el producto.

De todos modos, para embarcarse en esta travesía se necesita una visión clara con una apuesta concreta al largo plazo, ofreciendo una calidad constante, a un precio uniforme y generando confianza en los mercados internacionales.

El puntapié inicial para lograr ello es la visión de los directivos de la empresa y en el caso de las pymes, la mayoría de las veces es de sus propios dueños.

Cuando la visión es clara, concisa y existe una capacidad comunicativa efectiva por sus dueños por comunicar un mensaje claro y también ejecutarlo, funciona como una brújula para todos los integrantes de la organización.

En contrapartida, por lo general, también en los inicios de los procesos exportadores se encuentran directivos que carecen de rumbos claros lo cual repercute directamente en los empleados de la empresa generando un ambiente de especulación e inseguridad para accionar ante las directivas de trabajo.

Estas falencias terminan creando inconsistencia y desconcierto ante los continuos cambios de orientación y objetivos, lo cual, sin dudas, produce malestares internos para trabajar de lleno en los mercados internacionales.

En esta situación, es muy difícil encontrar una motivación suficiente para el trabajo, lo cual termina diluyendo energías y buenas intenciones en los empleados.

La apertura hacia la internacionalización, por definición, es un proceso a largo plazo, y por ende debe estar guiado por ideas y visiones en dirección al mismo sentido.

Son muchas las empresas que han encarado el proceso exportador como algo coyuntural, como lo puede ser un tipo de cambio favorable, lo cual es un acontecimiento cortoplacista que no siempre se puede sostener en el tiempo, y el fracaso, es inminente.

Por su parte, existen empresas que han optado por un planeamiento a largo plazo, con dedicación, contratando a especialistas en la disciplina y su performance en los mercados internacionales ha sido exitosa ya que afrontar el camino de la internacionalización incluye sortear varios obstáculos que a priori parecían algo complejo y difícil de saltear.

Movilizar su estructura productiva, organizativa, adaptarse a nuevos escenarios y requerimientos, acceder a nuevos recursos, entablar relaciones estratégicas con entidades privadas y públicas para acceder a beneficios e ingresar a los mercados internacionales y la creación del departamento de comercio exterior, son actividades e iniciativas mínimas para comenzar a apostar de lleno al mercado exterior.

En este último punto, la creación del departamento de comercio exterior es necesario hacer énfasis ya que por lo general el empresario interpreta que crear un departamento nuevo injiere movilizar recursos importantes y ante ello será necesario dilucidar que no es nada más que una persona con una computadora que se encargue de todo lo relacionado al comercio internacional, como lo puede ser una preparación de un catálogo, una lista de precios, apropiarse e interiorizarse sobre datos técnicos de la carga, revisar el mail de comex constantemente, investigar importadores potenciales y participar de eventos internacionales, entre las actividades más destacantes.

Se revela un modo muy particular y muy utilizado para la internacionalización de empresas en la plaza internacional, y es hacerlo mediante un Trader lo que genera muy poco control sobre las operaciones de exportación quedando  todo relegado a lo que disponga esta figura, lo cual no es muy grave teniendo en cuenta si es una empresa pyme y joven en el mercado exterior.

De todos modos, el departamento de comercio exterior podría estar conformado por una sola persona que sea capaz de interpretar condiciones de venta, condiciones de pago, lenguaje técnico, e idiomas, donde la idea  sin dudas es que comience de a poco a interiorizarse sobre la operación de exportación y personas intervinientes en el proceso de logística internacional, con el fin claro que la empresa pueda en algún momento emprender sus propios pasos en el comercio exterior sin requerir la intervención de un Trader.

Lo aconsejable para la persona que se encuentre en el departamento de comex es que sea un profesional de la rama, o estudiante, y en el caso que no cuente con la experiencia suficiente existe una posibilidad que utilizan muchas pymes en la actualidad y es contratar los servicios temporarios de un profesional independiente, con experiencia para que desarrolle un mercado, investigue, planifique y ejecute la operatoria de exportación, pero con la cláusula que este mismo debe ir formando al personal de la empresa, para en un futuro el responsable de la empresa pueda valerse por sus propios medios y así evitar la intervención de terceros en la operatoria de exportación.

En este proceso de aprendizaje, será fundamental que el empresario comprenda que el comercio exterior no se limita solamente a la parte operativa, sino que también, dentro de la disciplina se encuentra la investigación de mercados internacionales y el marketing internacional que crea, planifica y coordina estrategias de inserción internacional y también requiere una inversión en ello.

Estos son algunos de los aspectos básicos organizativos que necesariamente se necesitan coordinar para ingresar en los mercados internacionales y su importancia y ejecución dependerá de la visión que tengan los empresarios para operar.

Pero no todo termina en la visión, ya que también ha ido ganando una relevancia estratégica dentro de la gestión empresarial el concepto de Misión.

La Misión busca manifestar de una manera sintética la orientación general de una empresa, revelar a través de que herramientas se relacionará y se insertará en el contexto internacional. En definitiva responde a un concepto que se encuentra íntimamente relacionado con la visión empresaria.

En conclusión, la mejor herramienta para planificar la inserción a los mercados internacionales y no perder tiempo, ni dinero ni energías es que la empresa a partir de la decisión de sus empresarios, comience a materializar con hechos y asignación de recursos a los aspectos básicos teniendo siempre como premisa una visión clara de a donde se quiere llegar y que se quiere logar; para luego trabajar con una misión que incluya la exportación o en el mejor de los casos la internacionalización de la empresa como una necesidad recurrente para las empresas en el contexto actual.

Sólo un compromiso amplio y profundo puede garantizar una base de sustentabilidad necesaria para transitar el camino en los mercados internacionales, por ello desde MasterCardBiz estamos al tanto de su situación y queremos ayudarlo para que su empresa que está planificando el ingreso al mercado internacional  tenga presente que le podemos colaborar para transitar un camino de tanta significación estratégica para la empresa y de constantes cambios globales.

RGX Online
RGX Online
RGX ayuda a las empresas en su proceso de internacionalización. Con 20 años de experiencia, y presencia en 53 países, actualmente trabaja con más de 188,000 PyMEs transfronterizas y asiste a más de 700 cámaras de comercio, asociaciones y entidades gubernamentales que apoyan el crecimiento internacional de las empresas. Su amplio conocimiento y acceso a las PyMEs, el desarrollo de más de 50 estudios de mercado multi-país en el segmento transfronterizo y su estrecha relación con gobiernos, cámaras de comercio y asociaciones empresariales es la razón por la que muchas compañías multinacionales eligen a RGX para ayudarlos con la creación, desarrollo e implementación proyectos de marketing y comunicación.

Ver todas las publicaciones de RGX Online