La moda en Perú y su impulso en la demanda

En un contexto de grandes recambios políticos y económicos en América Latina, el Perú sigue exponiendo que es una de las economías con más potencial de crecimiento y aspira a consolidarse en los años venideros.
El mejoramiento económico de su nación expresa algunas nuevas tendencias en los sectores estratégicos, en el caso de la moda, genera un ámbito de recambios con grandes potencialidades para marcas extranjeras dando un impulso en la oferta y en la demanda y generando una atención especial a las empresas que operan en él.
En los meses de Julio y Agosto, por lo general, el sector de moda sufre alteraciones, las ventas aumentan de manera considerable ya que son los meses del pago de las gratificaciones, por ello mismo, la indumentaria, los cosméticos y en menor medida las carteras son los productos más importados. Asimismo sucede en el segundo domingo del mes de mayo, donde se conmemora el día de la madre.
La exigencia y la racionalidad caracterizan al consumidor peruano, donde continuamente busca una buena relación calidad-precio que les dé una satisfacción en su compra. En lo atinente a la fidelidad de marcas, salvo que sea la compra de bienes durables, no se percibe una lealtad extrema, esto se debe a que existe una infinidad de alternativas para elegir y sumado a ello, el acceso a la información para conocer la oferta determina también los patrones de compra.
Antes de comprar un producto, el consumidor peruano evalúa su compra indagando en internet sobre sus utilidades, es decir, busca, analiza y después compra.
Otro factor preponderante de este nuevo y propicio escenario, han sido y serán las féminas. Fundamentalmente esto responde a la inclusión de la mujer al mercado laboral, una tendencia que va creciendo en los países latinos. También existe otro segmento de mujeres que además de percibir su propio ingreso administran parte de los ingresos de su esposo, en definitiva, esto le aporta más dinero para decidir en qué gastar.
La mujer peruana tiene aproximadamente en promedio, cuatro carteras o bolsos a la vez, y estos son modernizados asiduamente, por lo genera un mercado de ventas asegurado para las empresas que operan aquí.
En el sector de cosméticos, que ha sido uno de los más golpeados con disminuciones en los últimos años, por lo general, sus compras se basan por recomendaciones y buenas experiencias, máxime a esto ayuda la información disponible en internet, las ofertas y promociones que puedan llegar a encontrarse.
En términos generales los grandes motores del impulso de la moda en Perú han sido, primeramente, el buen pasar económico del país y segundo las damas y su poder dentro de los ingresos familiares, por ende, las mujeres es tal vez el segmento a atacar por las empresas exportadoras.
Se entiende que la mujer peruana tiene muy arraigado la conciencia social y es así que prefieren generar compras a aquellas empresas que puedan llegar a realizar campañas humanitarias relacionadas en el ámbito de la ecología y ayudas sociales; en estos últimos dos aspectos toma preponderancia la creciente capacitación académica, donde actualmente el porcentaje de mujeres en la universidad es mayor que el de los hombres, por lo que genera un potencial a considerar para atacar con nuevas estrategias de captación de clientes.
En lo atinente a la distribución y la llegada al consumidor en el mercado de Perú es necesario pensar en desarrollar nuevas marcas, generar alianzas con socios estratégicos y empezar a generar experiencias de consumo que le permita a la empresa exportadora ingresar con algún representante local.
Fundamentalmente los canales de distribución de moda se centran en los grandes shopping, especialmente en tiendas retail como Saga Falabella, tiendas departamentales de Ripley, y en una minoría, en tiendas boutiques. Asimismo es posible establecer cuatro grandes categorías:
– Grandes Tiendas
Son la actual moda y se encuentran en pleno auge, las más distintivas son Ripley y Saga Falabella. Representan grandes tiendas por departamentos aglomerando a varones, mujeres, infantil y deportes. Aquí es posible encontrar comodidades para probarse el producto.
– Comercio Minorista
Existe una diferencia marcada por los segmentos a los que se dirigen. Son tiendas de un tamaño medio con un precio medio, y medio alto que concentran el sector de calzados, accesorios, carteras y bolsos de origen nacional e internacional.
– Venta por catálogo
Actualmente esta forma de distribución acapara en el Perú una baja cuota de mercado. La venta a través de catálogo suele tratarse de segmento medio y medio-bajo, con insuficiente presencia de marcas reconocidas.
– Mercados
Principalmente está orientado a sectores de más bajo poder de ingreso, generalmente dentro de estos mercados en encuentran todo tipo de productos que va desde alimentos, hasta vestimenta y calzados.
En MasterCardBiz creemos que la moda en el Perú consolida un sector estratégico para exportadores de estos productos y que también genera un panorama de oportunidades para analizar con detenimiento en el afán por conquistar nuevos mercados internacionales.

RGX, Red Global de Exportación
RGX, Red Global de Exportación
RGX trabaja con 180.000 empresas PyMEs dentro de 53 países en todo el mundo. Con 19 años de experiencia, nuestra llegada al segmento está dada, en gran parte, por ser proveedores y partners de servicios, contenidos, capacitación y consultoría de más de 700 cámaras de comercio y asociaciones y distintas áreas de gobierno que se ocupan de implementar proyectos y estrategias de crecimiento para las pequeñas y medianas empresas exportadoras.

See all posts by RGX, Red Global de Exportación