Covid-19 y las nuevas formas de consumo de los clientes

| June 2, 2020 | Artículos

clientes_consumo

La pandemia de Covid-19 está transformando los hábitos de consumo de los clientes. Este cambio abre una ventana de oportunidad para consolidar estrategias y canales que quizá antes de la crisis sanitaria considerabas poco necesarias para tu negocio.

Hablamos de las entregas 100% a domicilio, seguridad y limpieza en los envíos y herramientas tecnológicas para realizar compras a través de comercio electrónico, por mencionar las indispensables.

De esta forma, los consumidores buscarán una experiencia mucho más personalizada, que involucre aspectos como responsabilidad social y productos sustentables, entre los aspectos más importantes.

Hay que destacar que el cliente no será al mismo después de la pandemia. Así, la empresa puede adelantarse ofreciendo servicios que quizá antes no había considerado, como:

  • Canales de comunicación digitales.
  • Menor presencia física en el negocio. Los clientes serán cuidadosos en evitar aglomeraciones. Es factible que las medidas de prevención y la “sana distancia” prevalezcan por tiempo indefinido.
  • Productos nuevos. Estar al día en las innovaciones que haya en el mercado para ofrecerlas de forma inmediata a los clientes, principalmente en mercancías que se adapten a la nueva normalidad de los usuarios.

¿Desaparecerán los negocios tradicionales?

Si en este momento tienes la idea de regresar a las mismas actividades que tenías antes de la crisis sanitaria, estás en un grave error que aún puedes corregir. Prácticamente todos los analistas, consultoras y especialistas pronostican un cambio radical en las empresas, donde el sector retail experimentará las mayores transformaciones. Por ejemplo, la consultora KPMG estima que la interrupción provocada por la pandemia de Covid-19 ha dejado una marca permanente en los clientes y los volverá mucho más cautelosos sobre qué, cuándo y dónde comprar. Así, la palabra clave a partir de este momento es: adaptación.

Veamos el caso de los pequeños restaurantes. Reducción en el número de mesas, medidas sanitarias extremas y reducción en el contacto físico. En este ejemplo, el reto del pequeño empresario será convertir este tipo de negocio en una empresa que puede responder rápidamente a un cliente que quiere apoyar la recuperación de las Pymes de su comunidad y espera una entrega a domicilio rápida, con un buen servicio, excelente preparación de alimentos y un canal abierto para la retroalimentación.

Otra palabra clave es confianza. El cliente no comprará de forma autómata. Ante el cambio de sus prioridades, buscará establecer relaciones seguras en los lugares donde adquiere productos y servicios, que le brinden la certeza de que no habrá ningún riesgo en la mercancía que lleve a casa.

Es momento de pensar en tu producto, cómo lo consumen tus clientes y cómo puedes adaptarte a la nueva realidad de consumo en tu industria.