Print

Conoce los beneficios de los alimentos orgánicos

| August 15, 2018 | Artículos

En los últimos años los alimentos orgánicos se volvieron muy populares entre quienes quieren saber el origen y las condiciones en que fueron cultivados los productos que consumen a diario. Para los productores significa una oportunidad para ingresar en un mercado de alto valor.

En la actualidad se producen todo tipo de alimentos bajo protocolos orgánicos: carnes, huevos, miel, aceitunas, azúcar, té, café, legumbres, frutas, hortalizas, vinos, aceites y lácteos, por citar algunos. Además, existen derivados y todas las variantes, como congelados, conservas y dulces. Es decir, se puede considerar orgánica a toda la producción agropecuaria y su correspondiente agroindustria.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se consideran orgánicos aquellos alimentos -en general vegetales y frutas-, que en ninguna etapa de su producción recibieron la intervención de fertilizantes, herbicidas o pesticidas químicos, así como tampoco en los suelos donde son cultivados.

Alimentación Sana detalla que para algunos, el alimento orgánico significa rico en nutrientes, para otros mayores controles sanitarios. Incluso, están quienes entienden que corresponde a que fueron producidos sin causar polución o dañando lo menos posible el aire, la tierra y el agua.

En realidad las características positivas que se le atribuyen a los productos orgánicos son difíciles de establecer mientras no exista una regulación o consenso general. Por ejemplo, para que la leche sea considerada orgánica en teoría la vaca debe estar alimentada al 100 % con granos que no hayan sido tratados genéticamente, ni fertilizados sus suelos. Así como tampoco debe recibir antibióticos u hormonas.

Sin embargo, dependiendo del mercado de destino, se puede obtener la certificación orgánica sin tener que cumplir con una reglamentación tan estricta. Es importante recordar que existen algunas diferencias mínimas entre la reglamentación y certificación en cada mercado como lo puede ser el de los Estados Unidos, Unión Europea, o Japón.

¿Qué diferencia a los alimentos orgánicos?

En realidad la cantidad de nutrientes es similar en los alimentos orgánicos que en los de producción convencional. En los vegetales, sobre todo, el valor alimenticio es similar. Pero en las carnes está comprobado que las orgánicas son más magras porque tienen menos grasa intramuscular. Sin embargo, el gran beneficio de los alimentos orgánicos es que contienen niveles de residuos químicos considerablemente más bajos, o completamente libres de ellos.

La FAO revela que por lo general no están permitidos los aditivos, conservantes (salvo los naturales), plaguicidas y fertilizantes. Asimismo, tienen menos o nulos residuos de medicamentos veterinarios, no contienen hormonas ni metales pesados (presentes en suelos y aguas) y no pueden ser irradiados. Alimentación Sana detalla que los alimentos convencionales son irradiados para matar los gérmenes y favorecer su conservación. Esto ocurre en las carnes, congelados, conservas, frutas y verduras. Si bien está demostrado que esa radiación no es altamente nociva, es difícil saber qué efectos puede llegar a tener en el largo plazo ya que esta técnica es relativamente nueva.

Existen estudios que demuestran que el animal que se cría en forma natural (alimentándose con pasturas frescas, forrajes y granos orgánicos) y sin estrés tiene características especiales. Por ejemplo, la carne tiende a tener más cantidad de vitamina E (que es antioxidante), menos grasa intramuscular (al no estar inmovilizado en un feedlot), y produce menos colesterol en el consumidor.

Además, las carnes orgánicas reducen o eliminan el riesgo de contaminación biológica, como el mal de la vaca loca (encefalopatía espongiforme bovina), la fiebre aftosa, la intoxicación con Escherichia coli (hamburguesas industriales o caseras), o la salmonelosis (en huevos y aves) ya que las certificadoras controlan estrictamente el historial del animal desde su nacimiento hasta el final de la cadena de comercialización en sus distintos cortes y subproductos a través de la trazabilidad.

Deutsche Welle argumenta que la discusión no pasa por orgánico versus convencional. En el mundo globalizado actual es muy difícil que se dejen de usar transgénicos y agroquímicos. Lo importante es que la población esté bien informada sobre las características y diferencias entre los métodos de producción y, dentro de sus posibilidades, puedan elegir la calidad de los alimentos que desean consumir.

ConnectAmericas
ConnectAmericas
ConnectAmericas.com es una plataforma on line y gratuita donde encontrarás todas las herramientas para hacer crecer tu negocio www.connectamericas.com

See all posts by ConnectAmericas
    contáctenos