Print

Los productos de panadería van sumando ventas al mercado de Uruguay

| August 30, 2018 | Artículos

El mercado de panadería y galletería de Uruguay es un sector bastante dinámico que combina producción local con importaciones de países de la región.  Tal es así que actualmente los principales proveedores de la partida arancelaria 19.05, productos de panadería, pastelería o galletería son Argentina con una participación acumulada en los últimos cinco años del 52 %, le sigue Brasil con un 30,2%, Bolivia en tercer lugar ocupando el 3,3% de sus importaciones, Estados Unidos 2,4%, Chile 2,3% y en un sexto lugar asoma México con un 1,7%.

Vale destacar que en términos generales en el año 2016, las importaciones uruguayas de este sector fueron el único año, desde el 2013, donde sus compras decrecieron en un 0,9%, de hecho, los exportadores mexicanos también se vieron afectados a este acontecimiento y contrajeron sus ventas a Uruguay en un 4,7% para el periodo 2016-2017.

No obstante, y según el Banco Mundial, Uruguay se destaca en América Latina por ser una sociedad igualitaria y por su alto ingreso per cápita, bajo nivel de desigualdad y pobreza y por la ausencia casi total de indigencia. En términos relativos, su clase media es la más grande de América, y representa el 60% de su población, ubicándose entre los primeros lugares de la región en relación con diversas medidas de bienestar, como el Índice de Desarrollo Humano, el Índice de Oportunidad Humana y el Índice de Libertad Económica, por lo tanto, sigue siendo claramente una plaza atractiva para la generación de negocios internacionales.

Al ser un país con escaza extensión territorial, la centralización de las principales actividades económicas se da en su capital, Montevideo, que por cierto, absorbe la mitad de la población y de la actividad productiva.

La cadena de distribución de los bienes de consumo y alimentación es bastante tradicional, comenzando por un importador, siendo la figura que moviliza el mayor volumen de compras y negocia directamente con la fábrica para adquirir los mejores precios. Luego de tener la mercadería en su depósito, la ofrece a los mayoristas y distribuidores en su local y en algunos casos para los pequeños empresarios que son los llamados quioscos y/o red de mini mercados o tiendas de barrio.

En este último punto vale destacar que la distribución al por menor está en un proceso de cambios; el pequeño comercio tiene un peso mayoritario en el interior del país, desplazando a las  grandes cadenas de supermercados y centros comerciales en Montevideo y en Punta del Este.

Los uruguayos consumen en mayor medida el pan flauta, la baguette y el porteño y luego los panes blandos, como el tortuga o el de Viena. Asimismo, sucede algo interesante y es que los panes integrales han crecido en participación a causa del mayor interés del público por cuidar su dieta y el bienestar de su salud.

Aquellos productos del tipo LIGHT son los que presentan alternativas en las oportunidades de negocios, principalmente en un segmento de consumidores de este tipo de productos.

A su vez, el pan de molde muestra un aumento importante tras el retorno de la multinacional Bimbo en el año 2006, que se había retirado en 2002 por efecto de la crisis, este acontecimiento de un nuevo desembarque implicó un nuevo segmento en el mercado con una propuesta de panes de molde blancos e integrales.  Vale mencionar, que la estrategia del gigante mexicano se fundó en la compra de marcas locales como Los Sorchantes y Pancatalán, lo que reforzó su liderazgo en esa subcategoría.

En lo atinente a galletas, se destacan por ejemplo algunas hechas con harina integral y/o avena que se combinan con frutas; de hecho, este tipo de productos se consumen a cualquier hora del día, pero principalmente en el desayuno y en la merienda.

Lo destacable aquí es el tema de la promoción internacional, fundamentalmente porque en Uruguay no hay una feria especializada en alimentos ni de trascendencia como para utilizarla como plataforma de generación de negocios.  En relación a esta ausencia, desde MasterCardBiz consideramos que la mejor opción para dar con un representante es nuestro servicio gratuito denominado “Agenda de negocios en destino”, esto implica la visita a potenciales socios comerciales en Uruguay con el objeto claro de poder encausar la relación comercial.

Asimismo, y en función de nuestras experiencias con la plaza uruguaya, nos hemos dado cuenta que la mejor época para hacer un viaje de negocios a Uruguay es entre Mayo y Noviembre, principalmente porque en Diciembre, Febrero y Abril, hay una o dos semanas de vacaciones por las fiestas de Navidad, Carnavales y Semana Santa. Y desde Enero a Marzo comienza la temporada de verano y es muy posible que algunas de las personas que haya que visitar, estén de vacaciones.

RGX Online
RGX Online
RGX is an international consulting firm with presence in 53 countries worldwide working to assist exporting companies in their process of internationalization. Our global presence and our knowledge of each market allows us to work with companies in the country of origin and in the destination country, accompanying companies throughout the process and facilitating their negotiations. With 17 years of experience, our access to the SMB segment is due in large part to our work as partners and suppliers of content, training, and consulting services for more than 700 chambers of commerce and business associations and different areas of government to implement projects and growth strategies for small and medium-sized exporting companies. Our extensive knowledge and access to SMBs and our close relationship with governments, chambers of commerce and business associations is the reason why multinational companies choose us to assist them with the creation, development, and implementation of various projects for the acquisition, understanding and conversion of the segment.

See all posts by RGX Online
    contáctenos