Bancos aplazan pagos de créditos a Pymes en México

| June 18, 2020 | Artículos

credito_bancos

Para evitar que las pequeñas y medianas empresas se queden sin liquidez para enfrentar los días más complicados de la pandemia de Covid-19, los principales bancos en México diseñaron programas de cuatro a seis meses para diferir el pago de créditos e intereses.

De acuerdo con información de la Asociación de Bancos de México (ABM), la medida de apoyo busca relajar parte de las finanzas de las empresas para que destinen su capital a mantener su operación y pago de sueldos, entre otros gastos, con lo que una vez que se hayan cumplido los plazos, retomarán el pago del financiamiento sin que se acumulen intereses moratorios.

Asimismo, otros bancos han diseñado líneas de crédito adicionales para las pequeñas y medianas empresas, como medida adicional de apoyo en los sectores más golpeados por la contingencia sanitaria, tal es el caso de restaurantes, manufactura, turismo y comercio, por mencionar algunos ejemplos.

Los bancos que operan en México reconocieron la importancia de las Pymes en el país, responsables de la creación de 70% del empleo en territorio nacional, mismas que serán uno de los sectores más afectados por la pandemia de la Covid-19.

Las medidas de apoyo, vigentes desde abril pasado, aplicarán para las Pymes que se encuentren al corriente en sus pagos al 28 de febrero del año en curso, y se pondrán en marcha de acuerdo con los procesos de implementación que tiene cada institución de crédito y con las condiciones particulares de cada empresa.

De ese modo, será posible un diferimiento parcial o total de los pagos de capital o de intereses, hasta por cuatro meses, con posibilidad de ampliarlo dos meses más, lo que sea más conveniente para cada cliente.

Con datos al 15 de mayo, más de 240 mil Pymes se habían adherido a los programas de diferimiento de pago de sus bancos, con lo que las instituciones financieras analizaban la posibilidad de extenderlo durante un periodo adicional a fin de garantizar la liquidez de las unidades productivas en México.

Para solicitarlo, cada empresa debe acercarse con su banco y, de acuerdo a sus condiciones, podrá diseñar un programa de aplazamiento de pagos acorde a sus posibilidades financieras.