¿Cómo manejar las deudas después de la Covid-19?

| July 22, 2020 | Artículos

Deuda_manejo_OK

El golpe a la economía por parte de la pandemia de la Covid-19 dejará secuelas para las pequeñas y medianas empresas, mismas que se mantendrán en su operación durante varios meses. Una de las más importantes será el impacto financiero derivado de la contracción de deudas, lo cual complicará el manejo de su administración en los meses de recuperación después de los días del gran confinamiento.

Hacia el futuro, se deben tomar en cuenta las previsiones de firmas internacionales sobre el escenario financiero en el corto y mediano plazo en la región. De acuerdo con agencias calificadoras como Moody’s o Fitch Ratings, se espera que empresas y consumidores en toda América Latina tengan problemas para cumplir con sus compromisos financieros.

A la par, los gobiernos de varios países han aplicado estrategias de apoyo a sus micro, pequeñas y medianas empresas, además de que los bancos también otorgaron facilidades para posponer el pago de créditos entre cuatro y seis meses.

Sin embargo, la operación diaria generará importantes adeudos, entre los que destacan los apoyos fiscales y diferimiento de declaraciones fiscales que también se aplicaron en varios países latinoamericanos.

En ese sentido, las Pymes necesitarán implementar una nueva estrategia de administración, la cual puede realizarse desde la aplicación de cursos en línea para conocer con mejor detalle el manejo de las deudas, hasta la contratación de servicios especializados de contadores que prevengan el riesgo de caer en un sobreendeudamiento capaz de afectar la operación de sus negocios.

Cabe resaltar que las Pymes también deben estar al corriente de los pagos que deberán hacer en caso de haber tomado algún préstamo otorgado por autoridades de su país o por alguna institución financiera privada.

Tips para evitar sobreendeudamiento

En momentos críticos como el actual, es indispensable realizar una exhaustiva revisión de todos los aspectos financieros de la empresa. En primer lugar, se debe tener muy en claro si las condiciones actuales permiten mantener el pago de los compromisos financieros o buscar alguna reestructura con los bancos u otro tipo de acreedores.

Estos son algunos de los pasos que se deben tomar en cuenta:

  • Eliminar gastos innecesarios para la operación de la empresa:
    • ¿Tu negocio puede operar sin problema con home office?
    • ¿Puede eliminar el pago de la renta?
  • Analizar si los ingresos son suficientes para costear la operación actual del negocio.
  • En caso de tener una deuda contraída con anterioridad, ¿vale la pena mantenerla o es momento de buscar otra alternativa para el negocio?
  • Importante: en el contexto económico actual, ¿es momento de invertir o de ahorrar en caso de que la recuperación tarde en llegar?
  • Se debe repensar la estrategia de crecimiento. Dar prioridad al pago de deudas anteriores y pensar la recuperación del negocio en un escenario nuevo, donde los clientes demandan otro tipo de productos.

Es muy importante que las Pymes consideren que en la crisis por la que atravesamos se debe mantener capital de trabajo y recursos suficientes para preservar la planta laboral. Si bien cabe la posibilidad de recurrir a algún tipo de préstamo, es necesario analizar si se tiene la capacidad de pago en el corto plazo y evitar problemas de sobreendeudamiento del negocio.